sábado, 27 de septiembre de 2014

II Informe: confesión de partes.



Por Roberto Escamilla Pérez.

El II Informe de Gobierno de Peña Nieto, así como su Mensaje a la Nación respectivo, en poco tiempo se convertirán en lo que los abogados llaman “confesión de partes”, en este caso de Peña Nieto, con lo que el pueblo mexicano y la historia, más temprano que tarde, lo juzgarán por traición a la patria, más lo que resulte, sin que sea necesaria prueba alguna.
Y será así porque las múltiples promesas contenidas en esos documentos, dentro de poco tiempo se verán como incumplidas, las señaladas como grandes verdades, se revelarán como mentiras, y de las cifras se desvelará su carácter falso, tendencioso y manipulador.

Confesión de partes

Así, en el enorme documento que constituye su II Informe de Gobierno y en su Mensaje a la Nación con motivo de la entrega del mismo, entre otras cosas, Peña Nieto confiesa públicamente:

1.- Que propuso, aprobó y decretó una Reforma Energética anticonstitucional, es decir, contraria al espíritu y a la letra de la Constitución de la República.
2.- Que dicha Reforma Energética debilitará y finalmente desaparecerá a dos empresas históricas del Estado: Petróleos Mexicanos (PEMEX) y Comisión Federal de Electricidad (CFE), que contribuían enormemente a nuestro desarrollo, a preservar nuestra independencia y a la elevación del nivel de vida del pueblo.
3.- Que con la Reforma Energética entregará totalmente nuestras riquezas energéticas (petróleo, gas y electricidad) a las empresas trasnacionales, que saquearán y explotarán nuestros recursos económicos, naturales y la mano de obra barata de los mexicanos, que despojará de sus tierras a muchos compatriotas, que dejarán enorme contaminación en nuestras tierras, ríos y mares, y arrasados nuestros bosques y selvas, y al pueblo mexicano lo sumirán en la mayor de las miserias.
4.- Que propuso, aprobó y decretó una Reforma Laboral también anticonstitucional y contraria a los intereses de la clase trabajadora mexicana, que legaliza la flexibilidad laboral, el “outsourcing”, los contratos de prueba y de capacitación, el pago por hora y no por jornada laboral, que debilita derechos como la seguridad en el trabajo, la creación de antigüedad y la Seguridad Social, entre muchos otros.
5.- Que propuso, aprobó y decretó una Reforma Educativa que atenta contra los derechos laborales de los maestros, que va enfilada a profundizar el debilitamiento y la privatización de la educación pública, y a un mayor abandono, por parte del Estado, de su obligación Constitucional, histórica y moral de impartir una educación pública laica, gratuita, de calidad y basada en los avances de la ciencia.
6.- Que la Reforma Político-Electoral que propuso, aprobó y decretó, es en realidad un gran banquete al que el pueblo de México no está invitado. Que está encaminada a fortalecer y perpetuar el dominio aplastante de los partidos de la gran burguesía nacional aliada a los intereses de las empresas trasnacionales, como el PRI y el PAN, principalmente, aunque también de algunos sectores derechistas minoritarios, pero dominantes, al interior del PRD.         

La historia no lo absolverá

Así que: ¡Bien por su informe y mensaje señor Enrique Peña Nieto! Serán documentos imborrables y que pasarán a la historia, y qué bueno porque en su momento, más temprano que tarde, serán utilizados por el pueblo mexicano y por sus futuras instituciones verdaderamente democráticas, para llamarle a cuentas. La historia no lo absolverá.
Correo electrónico: a_babor@hotmail.com