domingo, 7 de septiembre de 2014

Con las contrarreformas, el gobierno neoliberal cree que echa las últimas paladas de tierra a la Revolución Mexicana iniciada en 1910, pero en realidad está abriendo las tumbas de nuestros héroes y próceres, que se levantarán y cabalgarán nuevamente por todo lo largo y ancho de nuestro país para movilizar al pueblo en demanda de JUSTICIA.